Satisfacción en el trabajo

por Felipe Bernal
Satisfacción en el trabajo

Consejos para disfrutar al máximo de su empleo

Para muchas personas la idea de tener un trabajo verdaderamente satisfactorio – es decir un trabajo que en realidad no se sienta como trabajo – es una fantasía inalcanzable. Al mirar a los atletas profesionales, jugadores de fútbol, profesionales del golf entre otros, parece que han encontrado el trabajo ideal donde les pagan por hacer lo que más les gusta. Pero, pensando realmente en los tipos de trabajo ¿existen personas que sueñen con sentarse en un escritorio a procesar papeles, registrar productos o trabajar en resolver los problemas de otras personas?

Soñar con una carrera es una cosa, pero  la realidad es otra. Si felizmente logras coincidir en ambas debes aprovechar la oportunidad y disfrutar de ella. Pero ¿qué sucede cuando no lo hacen? Entonces hay que aprender a obtener satisfacción en el trabajo y en la carrera hacia el éxito. Es importante aclarar que tener satisfacción en el trabajo no significa perseguir el dinero o poder vivir de tu pasatiempo favorito. Si es posible trabajar en la satisfacción laboral e incluso encontrarla en los lugares más inesperados.

La clave de la satisfacción en el trabajo, en tu actitud hacia él y tus expectativas, se basa cómo enfoques tú mismo tu trabajo. Ya sea que trabajes en una granja, en la oficina de la esquina, en la cancha de baloncesto, el secreto está en entender los ingredientes principales de la receta única para la satisfacción laboral personal.

Identifica tus Disparadores de Satisfacción

Veamos tres enfoques básicos para trabajar: ¿es un trabajo, una carrera o una pasión? Dependiendo de esto variará también la satisfacción.

  • Si tu trabajas en un empleo “normal” los aspectos de compensación o de posición, probablemente lo volverán más atractivo que cualquier otra cosa y allí es donde el impacto te hará decidir si quedarte o no.
  • Si trabajas en una carrera que busca promociones y oportunidades de desarrollo profesional, tu satisfacción se vinculará con tu estatus, tu poder o tu posición.
  • Si trabajas en algo que a su vez es una pasión, el trabajo en sí es el factor que determina tu satisfacción, sin importar el dinero, el prestigio o el control.

Pero al final estas son generalizaciones, por lo que puedes descubrir que la satisfacción en el trabajo se consiguen de más de una manera. Ser consciente del tipo de trabajo que estás haciendo y las cosas que necesitas para la satisfacción laboral, te ayudará a identificar y ajustar tus expectativas de satisfacción en consecuencia.

Construyendo la Satisfacción Laboral

Luegode haber identificado la mezcla de estatus, poder o el disfrute intrínseco que tiene que estar presente en tu trabajo para poder sentir satisfacción, entonces puedes comenzar a trabajar en uno de nuestros 7 ingredientes para tener un trabajo satisfactorio, que son los siguientes:

  • Conciencia de tí mismo
  • Desafío
  • Diversidad/variedad
  • Actitud Positiva
  • Conocer tus Opciones
  • Estilo de vida equilibrado
  • Un sentido de propósito

Autoconocimiento

Satisfacción en el trabajo 2Para poder tener verdadera satisfacción laboral debes conocerte bien a ti mismo. Si deseas ser feliz y exitoso es necesario que conozcas tus fortalezas y debilidades. Esto te ayudará a identificar qué tipo de profesión te permitirá construir sobre los puntos fuertes y minimizar los puntos débiles. Un marco útil para llevar a cabo este tipo de análisis de una sesión de entrenamiento es un análisis FODA personal.

Sentir satisfacción es difícil si lo que estás haciendo es algo en lo que no te desempeñas bien, pero en vez de pasar tiempo auto castigándote, da una mirada a las cosas en las que sí estás sobresaliendo y trata de encontrar una posición en la que también puedan ser útiles esas habilidades que tú tienes.

Dentro de la conciencia de ti mismo también es importante comprender los rasgos de tu personalidad y tu estilo preferido para trabajar. Para esto existe la herramienta Schein’s Career Anchors con la cual podrás comprender lo que valoras y lo que te motiva en tu carrera (y también lo que no). Al aumentar tu consciencia sobre ti mismo, trabajarás hacia la mezcla ideal de la compensación, el estado y la recompensa intrínseca que más te convenga y de manera realista. Así podrás establecer metas adecuadas y administrar tus expectativas.

Desafíos

Quizá en ocasiones las personas lo nieguen, pero todos prosperan ante desafíos interesantes. ¿Significa que su trabajo tiene que ser encabezar el equipo de ingeniería en la NASA? No, los desafíos serán diferentes en cada persona. Solo tienes que averiguar lo que puedes hacer para estimularte y no permitirte echar a perder un trabajo.

Incluso si el trabajo no es tan difícil, puedes hacer que sea más difícil. Algunas ideas al respecto son:

  • Estándares de desempeño establecidos por ti mismo, como batir tu record anterior, competencia amistosa entre compañeros de trabajo. etc.
  • Enseñar tus habilidades. Nada es más gratificante que compartir tus habilidades y conocimientos con otras personas.
  • Interésate por nuevas responsabilidades. Esto te brindará la oportunidad de esforzarte al máximo.
  • Asume un proyecto nuevo en el cual tengas que utilizar las habilidades que deseas desarrollar o perfeccionar.
  • Comprométete con tu desarrollo profesional. Inicia nuevos cursos, leer libros, revistas comerciales o asiste a seminarios. Así mantendrás tus habilidades frescas y actualizadas.

Diversidad/Variedad

Estrechamente relacionada con la necesidad del reto, también está la de minimizar el aburrimiento en el trabajo. El aburrimiento es uno de los principales culpables de insatisfacción laboral. Al aburrirse tu mente también tendrá falta de interés y entusiasmo incluso en un trabajo bien pagado. Para evitar esto se puede usar los siguientes métodos:

  • Aprende nuevas habilidades.
  • Pide que te trasladen a una nueva tarea o departamento en donde se requieran tus mismas habilidades.
  • Cámbiate de turno.
  • Haz voluntariado y asume nuevas tareas.
  • Involúcrate en el trabajo de algún comité o asociación.

Actitud Positiva

Tu actitud juega un papel muy importante en cómo percibes tu trabajo y tu vida en general. Si estás deprimido o frustrado, es mucho menos probable que tu trabajo te parezca satisfactorio. Hacer un cambio hacia la actitud positiva es un proceso que requerirá de mucho trabajo y en el que deberás comprometerte seriamente. Sin embargo, con el tiempo tus diálogos internos te ayudarán a ver todo lo que sucede a tu alrededor como acontecimientos positivos y valiosos. Por ejemplo:

  • Detener los pensamientos negativos para que no entren en tu mente.
  • Reformular tus pensamientos hacia lo positivo.
  • Poner los pensamientos del día en el contexto correcto.
  • No insistir en retroceder.
  • Comprometerte a ver los obstáculos como retos.
  • Ver tus errores como oportunidades para aprender.
  • Convertirte en un optimista.

Conocer tus Opciones

Cuando nos sentimos atrapados podemos comenzar a sentirnos ansiosos; al principio puedes preguntarte que más hay para ti y esto puede ir avanzando hasta el punto de que estés seguro que no estás haciendo nada satisfactorio. Para combatir esto debes mirar a tu altrededor y buscar nuevas oportunidades. Al tener más opciones te sientes con más control. Como cuando haces una elección positiva para quedarte con un puesto de trabajo, ese trabajo es mucho más atractivo a que si tienes que quedarte porque no hay otra alternativa.

  • Mantén una lista de tus logros.
  • Actualiza tu currículo regularmente.
  • Mantente al día sobre las tendencias de empleos.
  • Investiga otros trabajos que puedan interesarte.
  • Adopta el enfoque “mantengo mis opciones abiertas”.

Mantener un estilo de vida equilibrado

Cuando concentras tu vida y energías en el trabajo o viceversa en tu vida personal, solo logras poner todo el sistema de tu propia vida en peligro. Si el trabajo se hace cargo de tu vida es fácil perder el sentido de la perspectiva. Date un tiempo para cada cosa y hazlo de manera equilibrada. Trabaja para vivir, no vivas para trabajar.

Sentido de Propósito

Y por último pero no por ello menos importante, es fundamental que tengamos un sentido de propósito en todo lo que hacemos. Incluso si estás dentro de un trabajo “aburrido”, si logras encontrar el beneficio real que tu labor le proporciona a otras personas, te sentirás muy bien y te llenarás de satisfacción ante tus logros.

Conrad, Joseph: “No me gusta el trabajo, a nadie le gusta; pero me gusta que, en el trabajo, tenga la ocasión de descubrirme a mí mismo.”

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo en redes sociales: