Micromanagement

por Alejandra García Ahumada
microgestión

Cuando la atención al detalle desmoraliza

En Aula Interactiva te proponemos que te plantees la siguiente pregunta: ¿Soy un micromanager? Es de vital importancia que reconozcas si posees las siguientes características para ayudarte a modificar esta conducta[1]:

  1. Tienes una resistencia constante a delegar.
  2. Inviertes la mayor parte de tu tiempo en la supervisión de las actividades asignadas a los miembros de tu equipo. Un ejemplo es pedir que te pongan copia al carbón de todos los correos.
  3. Corriges detalles pequeños del trabajo de los demás, perdiendo frecuentemente el contexto. En otras palabras, pones más atención en el árbol en lugar de mantener una perspectiva del bosque.
  4. Además, te enorgullece y te tomas el tiempo de hacer pequeñas correcciones.
  5. Quitas tareas que habías asignado a miembros de tu equipo para llevarlas a cabo por tu cuenta.
  6. Cualquier decisión debe serte consultada.
  7. Es común que te sientas frustrado porque tú habrías abordado una tarea de forma diferente.
  8. Nunca estás del todo satisfecho con el trabajo que se te entrega.
buy tramadol online without prescription

Este estilo de liderazgo tiene muchas desventajas, la más importante es que va en contra de lo que implica ser un buen líder: Lograr que las personas a tu cargo crezcan profesionalmente a través del desarrollo de sus talentos y, gracias a la oportunidad de trabajar de forma independiente y tomar sus propias decisiones, adquirir experiencia y desarrollar nuevas habilidades. Además, este comportamiento también resulta perjudicial para tu propio desempeño, ya que utilizas la energía y tiempo que deberían ir a tus actividades de manager, por ejemplo: planeación estratégica, supervisión del logro de objetivos de tu departamento y el propio desarrollo del personal a tu cargo por estar involucrado en actividades como el diseño de la presentación de ventas.

buy valium no prescription

¿Crees que es posible continuar con este estilo de gestión si ha funcionado hasta ahora? Puede que en el corto plazo sí; sin embargo, las personas suelen abandonar los trabajos que van en detrimento de su confianza y de su carrera, los que sobreviven a este tipo de jefes son un caso inusual: Poseen una resiliencia y tolerancia a la frustración fuera de lo común.

ambien online without prescription

Asimismo los abogados a favor de la microgestión, otro nombre con el que se conoce al micromanagement, se auto-engañan con el argumento de que dar toda la libertad a alguien para realizar una tarea sin ningún tipo de retroalimentación antes de entregar el producto final es una receta para el desastre. Sin embargo, este proceder sería ir al otro extremo del estilo de gestión; un punto medio, como te presentaremos más adelante, es lo recomendable.

buy valium online without prescription

Si has identificado que cumples con el perfil del microgestor es necesario preguntar a aquellos a tu alrededor si te perciben de esa forma. El recibir retroalimentación por parte de los miembros de tu equipo puede no ser fácil, es necesario ser receptivo con el objetivo de cambiar este comportamiento. También es recomendable hacerse el propósito de desarrollar la cualidad de saber escuchar, los empleados pueden tener ideas u opiniones valiosas para el proyecto y el tomar en cuenta su retroalimentación los hará sentirse valorados y comprometidos con la empresa. Algunos pasos a seguir para corregir este comportamiento son los siguientes[2]:

  1. Mantén en mente las razones por las que NO debes ejercer la microgestión, la principal puede ser que te conviertes en un cuello de botella.
  2. Realiza una tu lista de “Cosas por Hacer” e identifica qué actividades son en las que tú añades valor agregado y ten en cuenta que estas son en las que debes gastar la mayor parte de tu energía. Identifica también aquellas tareas que puedes delegar e informa a tu equipo en qué actividades deben involucrarte.
  3. Comunica el “qué” y no el “cómo, es decir, informa a tu equipo de los resultados que son esperados y catalogados como satisfactorios, mas no les des una cátedra sobre cómo llegar a este resultado. Una vez establecido el producto final pregunta a tu equipo cómo pretenden obtenerlo. Aunque su enfoque pueda no ser igual al tuyo la respuesta podría sorprenderte.
  4. Mantén la expectativa de “ganar la mayor parte del tiempo” enfócate en la visión de éxito y asegúrate de transmitirla a tu equipo junto con el apoyo y los recursos necesarios para que lleguen a esa meta, de esta forma puedes superar el miedo al fracaso que origina tu necesidad de ejercer la microgestión.
buy valium no prescription

Hasta ahora te hemos mencionado qué hacer si cumples con el perfil de un microgestor. Si, por el contrario, estás en la posición de reportarle a un microgestor la situación es un poco más complicada. No obstante, puedes seguir las estrategias que te presentamos a continuación[3]:

  1. Mantén tu trabajo organizado y adelántate a sus peticiones: Ofrece informes detallados y si ya has trabajado con la persona durante un período considerable, procura anticiparte a las tareas que te pueda asignar.
  2. Informa de manera proactiva: Una buena forma de mantener tranquilo al microgestor es informar diario sobre los avances que llevas y las actividades que tienes programadas para el día.
  3. Hazle saber de forma cortés como afectan sus decisiones tu productividad: Quizá el microgestor es inconsciente del costo que tienen sus intervenciones en tu trabajo. Aun cuando expresar tu punto de vista no hará que de un día a otro cuentes con total independencia para realizar tus actividades si puede hacerle reflexionar sobre su estilo de administración.
  4. Ofrece alternativas: Puedes sugerir que te dé la oportunidad de llevar a cabo una tarea sin su supervisión con la condición de reportarle tus resultados al concluir dicha tarea. Si accede y todo sale bien debes agradecer el voto de confianza de manera efusiva. Obviamente es un consejo que debes seguir si posees absoluta seguridad y certeza que será una tarea en la que puedas lucirte.
phentermine online pharmacy

Si tienes la suerte de que tu supervisor sea más receptivo y muestre el deseo de cambiar su actitud entonces te proponemos los siguientes consejos:

  1. Ayúdale en el proceso de delegación pidiéndole que te proporcione toda la información necesaria antes de comenzar la tarea.
  2. Relacionado con el punto cuatro del apartado anterior: acepta voluntariamente tareas en las que sabes que tendrás un éxito seguro. Es una forma de ganar su confianza.
  3. Comprométete a reportar el progreso de tu trabajo periódicamente y en hitos hasta entregar el resultado final.
  4. Por último, y muy importante, no pretendas deshacerte de todos las características de tu microgestor de una vez. Tienes que mantener la paciencia y contrarrestar estas características una a la vez.
ativan for sale

Reflexión Final

klonopin online pharmacy

El micromanagement o microgestión es una característica de las personas que transforma cualidades relevantes para el trabajo individual, como lo son la atención al detalle y la proactividad, en cargas emocionales y mentales para las personas que son supervisadas por personas que hacen uso del monitoreo constante en la realización de todas sus tareas. Constituye un reto el lidiar con un jefe excesivamente preocupado por los detalles y no todos poseen las cualidades necesarias para salir airosos de esa situación. Por otra parte, es importante que al liderar un equipo nos cuestionemos si le damos poder a nuestros supervisados para tomar sus propias decisiones o caemos en el error de convertirnos en microgestores.

klonopin for sale

[1] Estas características fueron tomadas del artículo disponible en esta liga: https://www.mindtools.com/pages/article/newTMM_90.htm y también de esta otra: https://hbr.org/2014/11/signs-that-youre-a-micromanager

buy xanax no prescription

[2] Estos pasos han sido adaptados de este artículo: https://hbr.org/2014/11/signs-that-youre-a-micromanager

valium online pharmacy

[3] Los consejos se han tomado de la siguiente liga: https://game-learn.com/que-es-el-micromanagement-y-como-lidiar-con-ello/

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo en redes sociales: