El método de lectura SQ3R

por Carlos Del Castillo
sq3r

Herramienta para triunfar hoy

Si quieres, puedes aprender sobre la técnica SQ3R mediante un vídeo.

En el competitivo mundo de hoy las personas requieren leer y estudiar para mejorar su nivel de competencia, formación e información.

Este es un aspecto no muy agradable y fácil para muchos. Sin embargo, ante el requerimiento de estar actualizados, informados y preparados, no queda otro camino que leer, estudiar y aprender.

¿Por qué no hacerlo entonces de una manera más fácil, agradable y efectiva?

El método SQ3R, es un método para facilitar el aprendizaje al mejorar las técnicas de lectura, comprensión, retención y memorización, aprovechando al máximo el material de estudio y lectura.

Este método fue creado por Francis P. Robinson en los años 50 y actualizado en los 70.

Su creador

519700-FrancisRobinsonNew-1363106182-552-640x480

Francis P. Robinson, (1906-1983) psicólogo educador estadunidense, PhD en educación.

Como director del programa “How -to- Studio” de la Universidad Estatal de Ohio, recabó datos de las habilidades y hábitos de estudio reales. Con base en éstos diseñó el programa SQ3R para ayudar a mejorar las habilidades y subir los niveles de lectura, estudio y memoria.

Método SQ3R

La sigla SQ3R representa las iniciales de cada uno de los 5 pasos del método.

S: Survey:         Prelectura

Q: Questions: Preguntas

R: Reading:       Lectura

R: Recall:         Repita

R: Review:         Repaso

En los países de habla hispana se le conoce como EPL42C o método Robinson, el cual tiene su nombre por las iniciales de la sigla:

Explorar, Preguntar, Leer, Repetir, Repasar

Como se ve, son los mismos pasos aunque tengan diferentes siglas.

Objetivos

Los objetivos a lograr al aplicar este método SQ3R, es comprender, retener y recordar fácilmente una mayor cantidad de información, en un menor tiempo, con el mínimo esfuerzo. Es decir, hacer de la lectura una experiencia agradable y fructífera.

Proceso

S: Survey – Prelectura

Antes de comenzar a leer, se sugiere entrar a tono física y emocionalmente con la actividad que se va a realizar. No es lo mismo leer en el transporte, donde no se manejan los factores ambientales como luz, ruido, movimiento y enfoque, que en un lugar agradable, con los elementos necesarios para ello.

Es importante enfocarse en el tema y en los beneficios que se obtendrán una vez leído el material objeto de estudio.

Ya con el libro, texto o informe, se recomienda en este paso, dar una mirada rápida al título, al índice que nos mostrara el contenido y si es posible leer el prólogo, el resumen o conclusión, la contraportada y revisar los gráficos. Lo que se busca con esta acción es tener una idea general del contenido. Este paso te dará un bosquejo de lo que te vas a encontrar y dispone tu mente a la información que vas a recibir.

Q: Questions: Preguntas

El preguntarte qué vas a encontrar y cómo éste material te ayudará en tu objetivo de lectura, preparas tu mente a lo que vas a leer. Convertir los títulos y contenidos en preguntas, estimula la mente y la reta a encontrar las respuestas, lo cual es un importante aliciente para realizar la lectura con mayor eficacia.

R: Reading – Lectura Activa

Lee los textos en pequeños fragmentos, bien sea por capítulos o por temas; esto te ayudará a que en el proceso vayas encontrando las respuestas a las preguntas que te planteaste anteriormente, así como a descansar la vista, ya que en este proceso, la visión se centra en un espacio definido y muchas veces debe realizar esfuerzos para alcanzar a leer bien sea por el tamaño de la fuente, por el tipo de papel, por el contenido u otros elementos que requieren concentración y enfoque.

Si el texto es tuyo, el subrayar, resaltar o hacer notas, tiene implícito movimiento y acción, lo cual hace que la lectura sea activa y te lleve a una mayor comprensión y retención del texto, ya que hay conexiones neuronales de acción y retención.

Estas acciones te servirán de guía si necesitas recurrir nuevamente al texto leído.

R: Recall- Repetición

Una vez has leído un capitulo, deténte y repasa en tu mente lo que has leído ¿Lo recuerdas? ¿Lo entiendes? ¿Lo asocias con otra información?

Si no es así, léelo otra vez. Es preferible volver a leer que seguir y no comprender. Y no olvides buscar en el diccionario los términos que no comprendas cabalmente. Será otra cosa más que aprenderás ese día.

R: Review – Repaso o revisión

Una vez finalizada la lectura, haz una rápida revisión al texto y a tus notas ¿Lo leíste todo? ¿Lo comprendiste?

Realiza un resumen o un esquema, donde tu mismo indiques con tus propias palabras cuáles son los puntos importantes de la lectura y las ideas relevantes.

Si es posible, háblale a otra persona sobre lo que has leído o pídele que te haga preguntas sobre el texto que acabas de leer.

Vídeo sobre la técnica SQ3R

Una última reflexión

Leer es una habilidad y un hábito necesario si se quiere estar actualizado, ser más competente y competitivo en el mundo de hoy.

Es inevitable que nos llegue una gran avalancha de información, bien sea por motivos profesionales o sociales. Leerlo todo lleva tiempo y energía, más aún si no se tiene un método que permita hacerlo más rápido, con un mayor nivel de entendimiento, retención y recordación.

El método SQ3R vuelve al lector un agente activo y participativo, con lo cual se logra un mayor aprendizaje y de manera más divertida.

Cuando vayas a leer, asegúrate que estás en el tono emocional apropiado y que las condiciones físicas de lectura como la iluminación, el ambiente y el ruido, van a colaborar en este proceso. Estos son también elementos y factores que contribuyen a que tu lectura sea amena, eficaz, retenida y fácilmente recordada.

Leer es una aventura que nos lleva a lugares insospechados, a experiencias inolvidables y a conocimientos infinitos.

Lee más y lee mejor, no importa en qué formato, con el método SQ3R, te será más fácil y productivo.

Y nunca olvides que los grandes líderes son grandes lectores.

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo en redes sociales: