Mapas Mentales

por Alejandra García Ahumada
mapas mentales

Tomando notas y aprendiendo en más de una dimensión

Una de las capacidades más valoradas del ámbito laboral, es ha aprender de forma continuada, ya sea como parte del plan de carrera que sigas dentro de una organización o por tu propia cuenta.

Los mapas mentales constituyen una forma entretenida de hacerlo y sirven también para realizar lluvias de ideas (individuales o colectivas), para resolver un problema complejo, con el fin de consolidar información de diferentes fuentes y para presentar los pasos vinculados a la administración de un proyecto, entre otros.

¿Cómo obtengo la información?

Esta estrategia de recopilación de información fue desarrollada por el psicólogo británico Tony Buzan en 1969[1].  A continuación mencionaremos sus ventajas:

Ayuda a ordenar el pensamiento: mediante la definición de una idea central y la discriminación de ideas secundarias[2].

Permite utilizar ambos hemisferios del cerebro: el lado izquierdo se encarga de las funciones de lenguaje escrito, del razonamiento, de las habilidades numéricas, del lenguaje hablado y del control de la mano derecha; estas funciones están relacionadas con la toma de notas tradicional, por ejemplo en forma de lista. Por otra parte el lado derecho tiene a su cargo las funciones intelectuales de la perspicacia, la percepción tridimensional, el sentido artístico, la imaginación, el control de la mano izquierda y el sentido musical; al realizar un mapa mental, como veremos más adelante se utilizan funciones de ambos hemisferios.

Es una herramienta que despliega la información en dos dimensiones: el flujo de información no va solo de arriba hacia abajo como en una lista, sino que también se expande hacia los lados y de abajo hacia arriba.

Fomenta la creatividad y favorece el estudio: la creatividad está presente al decidir la forma, los colores y las imágenes que acompañarán el mapa mental. Al desarrollar la estructura y repasar las ideas plasmadas en la versión final se favorece el estudio. También constituye una forma sencilla de referirse a un tema y recordar las ideas más importantes.

¿Cómo generar un mapa mental?

Para realizar un mapa mental, desde Aulainteractiva te sugerimos que sigas estos pasos:

  • Utiliza la hoja de tal forma que la parte horizontal sea la de mayor dimensión.
  • Coloca al centro de la hoja la idea central que quieras desarrollar; se sugiere utilizar una sola palabra.
  • Las ideas secundarias serán ramificaciones que partan de esa idea central y como sugerencia, cada idea secundaria debe ir con un color diferente. ¿Cómo puedes determinar qué ideas secundarias añadir? Para poder dirimir esta cuestión hazte las siguientes preguntas:
    • Si este fuera un libro ¿Cuáles serían los capítulos?
    • ¿Cuáles son las siete categorías más importantes en el área que estoy considerando?
    • ¿Cuáles son mis interrogantes básicas?: ¿Por qué?, ¿Qué?, ¿Dónde?, ¿Quién?, ¿Cómo?, ¿Cuál?
  • Si las ideas secundarias tienen un orden en particular, éste debe leerse en el sentido de las manecillas del reloj.
  • Las ideas terciarias o subtítulos que se deriven de las ideas secundarias deben representarse como ramificaciones. Si están relacionadas con otras que correspondan a otra idea secundaria, te será de gran utilidad vincularlas empleando una línea punteada[3].
  • Utiliza palabras clave o frases cortas, te resultarán mucho más efectivas que largo fárragos; también puedes emplear ilustraciones, signos y símbolos.
  • Considera dejar espacio suficiente entre ramificaciones, por si se da el caso de que necesites añadir otras ideas secundarias.

Un ejemplo proactivo

Mucha gente usa los mapas mentales para aprender los sustantivos en otro idioma, ubicando generalmente el tema del vocabulario como idea central, por ejemplo: Familia las ideas secundarias son los géneros de los sustantivos relacionados con el tema familia.

Por lo tanto obtienen tres ideas secundarias que corresponden a tres géneros: masculino, femenino y neutro y de esos se desprenden ramificaciones que son los sustantivos correspondientes a cada uno de estos géneros.  Algunas palabras están vinculadas, aunque no tienen el mismo género, por ejemplo tío y tía, por lo tanto se pueden unir con una línea punteada.

Para aquellos de ustedes que consideren que sus habilidades artísticas no son las mejores existe software libre para realizar estos mapas, algunos paquetes ofrecen la posibilidad de visualizar y editar en línea e incluso colaborar en tiempo real[4].

Una reflexión final

Hemos hablado de cómo desarrollar mapas mentales y de qué características deben tener para que sean más efectivos. Tal como se puede observar en la imagen anterior pueden convertirse incluso en una obra de arte.

¿Has utilizado esta herramienta en tu vida profesional? Si no es así, prueba de emplearla; sin dudas no te arrepentirás de ello, ya que puede convertirse en un elemento muy útil para solventar algunos problemas que pueden presentarse en tu vida diaria. Todos los recursos son válidos si te ayudan a avanzar en tu camino al éxito.

____________________

[1] Actualmente, la Organización Buzan ofrece un software y entrenamiento para la creación de mapas mentales.  Se puede obtener una prueba en la siguiente liga:  http://imindmap.com/how-to-mind-map/

[2] Tomado de la presentación power point disponible en la siguiente liga:  http://www.facmed.unam.mx/emc/computo/mapas/mapasmentales.htm

[3] Esta sugerencia fue tomada del video:  disponible en: https://www.mindtools.com/pages/article/newISS_01.htm

[4] La siguiente liga ofrece un listado completo de este software: https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_concept-_and_mind-mapping_software#Free_Software

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo en redes sociales: