Liderazgo Situacional

por Yolanda Patarroyo
Equipo AulaInteractiva.org

Estilo de éxito en el desarrollo de equipos

En tiempos de cambio y de exigencias como los que se viven actualmente, las personas necesitan ser orientadas, guiadas e incentivadas con el fin de que logren sus sueños, metas y objetivos integrándose a equipos de trabajo. En estas situaciones surge la figura del líder para quien dirigir o guiar a un grupo de personas, se convierte en un reto y exigencia que demanda energía, conocimiento, habilidad, experiencia y sabiduría.

John Maxwell, autoridad en el tema de liderazgo, lo plantea claramente: “Cuando a la gente le falta esperanza, el líder debe tenerla. Cuando a la gente le faltan respuestas, el líder debe darlas. Cuando a la gente le falta dirección, el líder debe dirigir”

En esta máxima se refleja la esencia del liderazgo situacional: guiar y orientar de acuerdo a lo que el equipo necesita y a la meta propuesta.

Liderazgo Situacional

Kenneth Blanchard plantea el modelo de “Liderazgo Situacional”, en el cual el líder adopta un estilo de dirección apropiado a la situación y al nivel de desarrollo del equipo, para llevar a éste a su crecimiento y al cumplimiento de la misión que le es encomendada.

El liderazgo situacional está íntimamente relacionado con la etapa de madurez del equipo de trabajo, por ello es importante que primero se definan algunos conceptos importantes: liderazgo, líder, estilos de liderazgo, equipo y sus etapas de desarrollo.

  • Liderazgo

Según Wikipedía, “Liderazgo es el conjunto de habilidades gerenciales o directivas que un individuo tiene para influir en la forma de ser de un grupo de personas determinado, haciendo que este trabaje con entusiasmo en el logro de metas y objetivos“

  • ¿Quién es el líder?

El líder de un equipo es aquella persona que por designación, carisma o elección lleva a un equipo a un fin propuesto, al tiempo que permita la participación y la confianza, creando el ambiente apropiado. Para ello debe ejercer influencia en el grupo, el cual debe reconocer sus capacidades y posición.

El líder generalmente es el representante del grupo, el que ocupa el lugar más visible, el que más influye y cuya opinión es valorada y tenida en cuenta.

No puede haber un equipo de trabajo en el que no se necesite la guía de alguien, pero es fundamental que nadie asuma el papel de líder, si éste no le ha sido asignado (tácita o directamente) o no se están logrando los resultados propuestos.

  • Características del líder

Para que su labor sea eficaz, el líder debe tener una serie de atribuciones personales que permitan su influencia en el equipo. Entre las principales características están: saber escuchar, interesarse y entender las necesidades de los miembros del equipo, tener un manejo del lenguaje verbal y no verbal apropiado que empodere e incentive, que sus principios morales estén acordes a llos de su equipo, tener claridad de visión y misión, capacidad de organizar y de trabajar en equipo, habilidades negociadoras y de resolución de conflictos, ser responsable, auto disciplinado, tomar decisiones y estar abierto al cambio.

  • Estilos de Liderazgo

Para desarrollar su papel, el líder de acuerdo a sus principios, formación, posición o elección, puede adoptar diferentes formas o estilos de guía y dirección.

  • Autoritario o directivo: él toma las decisiones sin dar explicaciones.
  • Democrático o participativo: permite que los miembros del equipo opinen y las decisión surgen por consenso.
  • Liberal: delega el poder y la toma de decisiones en otros, asumiendo una actitud pasiva.

Características del liderazgo situacional

  • El estilo de liderazgo se aplica de acuerdo al grado de madurez o etapa de desarrollo del equipo.
  • La etapa de desarrollo o madurez del equipo está dado por la capacidad de adaptación, de tomar de decisiones, habilidades, confianza, integración, responsabilidad e interdependencia que exista entre los integrantes del mismo.
  • El comportamiento del líder ya sea directivo (centrado en la tarea y resultados) o de apoyo (guía, motivación), depende del grado de desarrollo del equipo y se puede clasificar en 4 comportamientos básicos:
    • Control: define roles y toma decisiones.
    • Supervisión: define roles, toma decisiones pero pide ideas y sugerencias al equipo. Reconoce los avances y mejoras.
    • Asesoramiento: el líder y el equipo toman las decisiones, el control se ejerce conjuntamente.
    • Delegación: la actuación directa del líder disminuye, la responsabilidad es plenamente del equipo.
  • El comportamiento directivo está centrado en el desarrollo de la tarea. El líder define las funciones y tareas, señala qué, cuándo y cómo realizarlas. Controla los resultados.
  • El comportamiento de apoyo se centra en el desarrollo del equipo. El líder fomenta la participación y da cohesión, apoya y motiva a los miembros.

Etapas de desarrollo de un equipo de trabajo y el estilo de liderazgo sugerido

  • 1 – Formación: en esta primera etapa se conforma lo que será el equipo de trabajo. Su característica principal es que hay desconocimiento de los integrantes, su rol, reglas de juego, forma de dirigir del líder del equipo, es decir, hay Incertidumbre. Hay una alta dependencia del jefe o del líder para instruir o dirigir. En esta etapa el Líder Dice: tiene un comportamiento directivo, toma decisiones y ejerce el control.
  • 2 – Conflicto: en esta etapa todavía no hay confianza. Los integrantes del equipo tienen aún resistencia sobre la forma de desarrollo del equipo, del estilo de dirección, sobre cómo se verá afectada su individualidad y por ende cuál es la estrategia más apropiada y aceptada. Estos aspectos llevan a que se presenten roces, conflictos y cuestionamientos. En esta fase el Líder Entrena:  guía hacia la visión compartida creando cohesión.
  • 3 – Normalización: aquí ya existe el conocimiento del equipo. Hay más confianza, sentido de identidad y pertenencia, por lo que se auto regula. A estas alturas se tiene definido el comportamiento correcto, se conocen los roles, responsabilidades y conductas de cada integrante. Hay establecimiento de relaciones estrechas de trabajo. Es una etapa de colaboración donde se está dispuesto a dar apoyo e información.  El líder participa y asesora en la toma de decisiones y asignación de responsabilidades. 
  • 4 – Desempeño: la estructura funcional es aceptada por el equipo. La energía se dirige a la tarea y responsabilidad que se desempeña. Ya existe una visión compartida. Es una etapa de sinergia para el logro de los resultados eficaces como equipo. El líder Delega responsabilidades y control al grupo. Cuando el equipo llega al final de la tarea y no hay continuidad se presenta una siguiente etapa:
  • 5 – Desintegración: el equipo se prepara para disolverse. Se desarrollan actividades de cierre y de nuevas direcciones. El líder prepara a los miembros para nuevas direcciones y se ocupa del próximo cambio.

Como se observa, el desarrollo de un equipo es un proceso dinámico, que requiere de diferentes estilos de dirección para que este sea armónico y poco desgastante, donde se den la menor cantidad de pérdidas tanto de talentos, como de recursos.

Reflexión final

Liderar es un arte, es un proceso y es un reto.

Un equipo de trabajo requiere de un líder que esté en condiciones de dirigirlo y guiarlo por las diferentes etapas que atraviesa, siempre con el objetivo de maximizar sus recursos, obtener resultados eficaces y contribuir al desarrollo personal de cada integrante y de la empresa en su quehacer diario.

El modelo de “Liderazgo Situacional” evidencia que el papel del líder nunca es estático sino todo lo contrario, éste debe ser proactivo, visionario y altamente sensible al equipo de trabajo al que se guía hacia la misión propuesta.

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo en redes sociales: