Estilos de Liderazgo

por Sandra Monteverde
estilos de liderazgo

Conoce cómo actúan y se comportan los líderes

Conoce los diferentes estilos de liderazgo, elige el enfoque indicado según la situación y aprende a usar cada uno de ellos en el momento adecuado, para convertirte en un líder más eficaz.

Desde Mahatma Gandhi y Winston Churchill, hasta Martin Luther King y Steve Jobs, siempre existieron líderes: personas que demostraron que pueden haber muy diversas formas para guiar a la gente.

Tanto empresarios como psicólogos han desarrollado marcos útiles que describen las principales formas en las que las personas pueden ser conducidas. Cuando entiendes estos marcos puedes desarrollar tu propio enfoque de liderazgo y como resultado convertirte en uno de ellos y de los más eficaces. A continuación veremos los enfoques de liderazgo y algunos estilos específicos para conocer las ventajas y desventajas de cada uno.

¿Cual es tu nivel de gestión de equipos?

Tu puedes saber más acerca de tus propias capacidades de liderazgo en el siguiente test:

Pincha aquí para comenzar el test

Marcos de Estilo de Liderazgo Útiles

Por lo tanto, echemos un vistazo a algunos enfoques útiles (que aparecen en el orden histórico en el que surgieron) que pueden servirte para convertirte en un líder más eficaz. Tu propio enfoque personal es probable que sea una mezcla de éstos, en función de tus propias preferencias, de las necesidades de tu gente y la situación puntual en la que te halles.

Estilos de Liderazgo de Lewin

El psicólogo Kurt Lewin desarrolló su teoría en la década de 1930 y fue la base de muchos de los enfoques que siguieron después. Sostuvo que hay tres grandes estilos de liderazgo:

Líderes autocráticos: son los que toman decisiones sin consultar a los miembros de su equipo, aunque su aportación pudiera ser útil. Esto puede ser apropiado cuando es necesaria una resolución rápida, cuando no hay necesidad de contribuciones específicas de los miembros del equipo y cuando para obtener un resultado exitoso no se necesita el consenso del grupo.

Sin embargo, este estilo puede resultar desmoralizador para los empleados y conducir a altos niveles de ausentismo y rotación de personal de una empresa.
Líderes democráticos: son los que toman las decisiones finales, pero para hacerlo, incluyen a los miembros del equipo en el proceso resolutivo. Animan a la creatividad y su gente no está ociosa, sino que siempre suele tener entre manos varios proyectos y planes.

Como resultado, los miembros del equipo tienden a tener un alto grado de satisfacción y productividad en el trabajo. Este estilo tiene como desventaja, que puede resultar lento y no ser el más indicado cuando se necesita tomar una decisión rápida.

Líderes liberales (Laissez-faire): son los que dan a los miembros de su equipo mucha libertad a la hora de hacer su trabajo y de fijar sus propios plazos. Ofrecen apoyo, recursos y asesoramiento si es necesario, pero por lo demás intentan no involucrarse.

Esta autonomía puede llevar a una alta satisfacción del trabajo, pero puede ser perjudicial si los miembros del equipo no gestionan bien su tiempo o si no tienen los conocimientos, habilidades o la automotivación imprescindibles para hacer su trabajo con eficacia. También puede darse esta situación cuando de parte de la gerencia no hay un buen control sobre sus empleados.

Desde la perspectiva de Lewin que propuso una teoría muy popular y útil, lo importante es lograr apreciar las diferentes formas de liderazgo, para que los administradores sean más autocríticos y menos autocráticos de lo que podrían ser por instinto y tengan opciones de usar cada estilo, según la situación que se presente.

La Malla Gerencial de Blake y Mounton

El libro “The Blake-Mouton Managerial Grid” fue publicado en 1964 y destaca que el estilo más apropiado a utilizar es el que se basa en que para el líder lo más importante debe ser la gente y la producción de cada tarea.

En un estilo orientado a las personas, todo se centra en los individuos que forman la organización, en el apoyo y el desarrollo de todos y cada uno de los miembros del equipo y en la colaboración creativa.

Un liderazgo orientado a la tarea se basa en la primordialidad de la realización del trabajo. Se definen el trabajo y los roles necesario para planificar, organizar y supervisar y los cometidos de cada individuo están muy claros en todo momento.

Según Blake y Mouton el mejor estilo a utilizar es uno que tenga tanto una alta preocupación por las personas, como un marcado interés por las tareas, siempre tratando de compensar el uno con las otras.

Teoría de la Trayectoria – Meta

También tienes que pensar en lo que los miembros de tu equipo quieren y necesitan. Aquí es de donde la Teoría de la Trayectoria – Meta que fue publicada en 1971, puede serte útil.

Por ejemplo: las personas que son altamente capaces y están asignados a una tarea compleja necesitan un enfoque diferente de liderazgo, que aquellas personas con baja capacidad que están asignadas a una tarea ambigua. Las personas del primer ejemplo necesitan un enfoque participativo y los segundos necesitan que se les diga exactamente qué deben hacer.

Con esta teoría puedes identificar el mejor enfoque de liderazgo a usar basándote en las necesidades de tu equipo, las tareas que efectúan y el ambiente en el que están trabajando.

Liderazgo Transformacional

En los negocios, el “Liderazgo Transformacional” suele ser el estilo más eficaz a utilizar. La teoría que propugna este tipo de liderazgo fue publicada por primera vez en 1978 y se terminó de desarrollar en 1985.

Los líderes transformacionales tienen integridad y alta inteligencia emocional. Motivan a las personas con una visión compartida del futuro y se comunican bien con los demás. Son muy conscientes de sí mismos, de sus carencias y sus virtudes y se muestran auténticos, con mucha empatía y humildad.

Este tipo de líderes inspiran a sus miembros ya que en todo momento esperan lo mejor de cada uno, lo cual motiva a los individuos a hacerse responsables de sus actos.

Son jefes que establecen objetivos claros y tienen buenas habilidades de resolución de conflictos. Esto conduce a que tengan alta productividad y compromiso por parte de sus equipos.

Sin embargo, ningún liderazgo es igual a otro, a menudo quien manda debe adaptar su enfoque dependiendo de la situación a la que se enfrente. La flexibilidad vendrá de la mano del conocimiento de los diferentes estilos y opciones que le brinden las múltiples teorías de liderazgo que existen.

Seis Estilos de Liderazgo Emocional

Daniel Goleman, Richard Boyatzis y Annie Mckee desarrollaron sus “Seis Estilos de Liderazgo emocional” en el libro publicado en 2002, llamado “Primal Leadership”.

Esta teoría destaca las fortalezas y debilidades de los seis estilos comunes: el Visionario, el Afiliativo, el Democrático, el Coaching, el Pionero y el Comandante. También muestra cómo cada estilo puede afectar a las emociones de los miembros de tu equipo.

Estilo Matriz de Liderazgo de Flamholtz y Randle

Esta teoría fue publicada por primera vez en el año 2007 y nos demuestra que el mejor estilo de liderazgo debe ser el que actúa en función de si las personas de tu equipo son capaces de trabajar de forma autónoma y creativa o deben ser “programados” para cada tarea.

Esta matriz se divide en cuadrantes, cada uno de los cuales identifica estilos posibles que podrían resultar efectivos para una situación dada y que van desde el autocrático, pasando por el que si bien impone su autoridad resulta benevolente, hasta el que siempre busca el consenso o sea el liberal.

Estilos de Liderazgo Específicos

Así como la comprensión de los marcos que tú puedes utilizar para ser un líder eficaz y además saber lo que se necesita para ser un líder transformacional, también es útil conocer los estilos más generales y las ventajas y desventajas de cada uno. Echemos un vistazo a otros estilos de liderazgo que son interesantes, pero que no encajan con ninguno de los marcos anteriores.

Liderazgo Burocrático

Los líderes burocráticos siguen las reglas de manera rigurosa y garantizan que sus empleados se atengan a los procedimientos con precisión. Esto es apropiado para trabajos que impliquen riesgos de seguridad graves, como por ejemplo: cuando se está trabajando con maquinaria, cuando se manejan grandes sumas de dinero, si se manipulan materiales tóxicos o si deben estar encaramados a grandes alturas. Este tipo de liderazgo es también recomendado en la gestión de empleados que hacen tareas rutinarias.

Sin embargo, este estilo es muchos menos eficaz en equipos , porque a los individuos puede resultarles agobiante y limitador el exceso de reglas.

Liderazgo Carismático

Este se asemeja en muchas cosas al liderazgo transformacional: ambos tipos de líderes inspiran y motivan a los miembros del equipo. La diferencia radica en que los líderes transformacionales quieren implantar una serie de modificaciones en sus equipos y organizaciones, mientras que otros confían en su propio carisma y a menudo se centran en sí mismos y sus propias ambiciones, por lo que es muy posible que no quieran cambiar nada.

Los líderes carismáticos pueden creer que no pueden equivocarse, aun cuando existan evidencias de que lo están haciendo mal. Este sentimiento de invencibilidad puede dañar seriamente a un equipo o una organización.

Liderazgo de Servicio

Un líder servicial es alguien que independientemente de su nivel, se orienta a la satisfacción de las necesidades de su equipo. El término describe a veces a una persona sin reconocimiento formal como líder, pero que puede actuar como tal.

Estas personas suelen predicar con el ejemplo, tienen un nivel de integridad irreprochable y conducen a los otros con generosidad. Este enfoque puede crear una cultura corporativa positiva y seguramente elevará la moral entre los miembros del equipo.

Los partidarios del liderazgo servicial sugieren que es una buena manera de salir adelante, en un mundo donde los valores son cada vez más importantes, donde este tipo de dirigentes natos pueden alcanzar el poder debido a sus principios, sus ideales y su ética.

Sin embargo, sus detractores creen que las personas que practican el liderazgo de servicio pueden terminar siendo superados por otros líderes, sobre todo si están en una situación competitiva, ya que su innata generosidad puede ser un factor en contra, de su deseo de progreso y superación.

Liderazgo Transaccional

Este estilo se inicia con la idea de que los miembros deben estar de acuerdo en obedecer a su líder cuando aceptan un trabajo. La “transacción” por lo general implica el acuerdo previo por el cual la organización ha de pagar a cada individuo a cambio de su esfuerzo y del cumplimiento de una tarea a corto plazo. El líder tiene derecho a “castigar” a los miembros del equipo si su trabajo no es apropiado o no cumple con los estándares estipulados.

El liderazgo transaccional suele estar presente en muchas situaciones de liderazgo de negocios y ofrece algunas ventajas. Por ejemplo, aclara las funciones y responsabilidades de cada uno y juzga a los miembros del equipo por su rendimiento, por ello las personas que son ambiciosas o que están motivadas por las recompensas externas a menudo prosperan.

La desventaja de este estilo es que por sí sólo puede ser atemorizador y desmotivador y puede conducir a una alta rotación de personal. También tiene serias limitaciones cuando las tareas deben basarse en el conocimiento o la creatividad.

Como resultado, los empleados de un líder transaccional a menudo no pueden hacer mucho para mejorar el grado de satisfacción que les podría proporcionar su trabajo y se desmotivan.

Vídeo 1 sobre estilos de liderazgo

Vídeo 2 sobre estilos de liderazgo de una clase en directo

Una reflexión final

Hay diferentes estilos de liderazgo y quizá el tú utilizas con tu equipo de trabajo sea una mezcla de todos ellos. El mejor consejo es que te empapes de las opciones y te enfoques en el estilo que sea más apropiado para el tipo de trabajo y objetivos que tengas, empéñate en aprender a usar cada estilo y además de acercarte al éxito, ayudarás a tu equipo a crecer. Para comenzar, lo mejor es que te evalúes a ti mismo en tus capacidades de liderazgo

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo en redes sociales: