Cómo tener una mayor confianza en ti mismo

por Adriana Ugalde
Confianza en ti mismo

Ganar confianza en uno mismo es facilitar el camino al éxito

Si quieres, puedes aprender sobre cómo mejorar la confianza en ti mismo mediante un vídeo.

Cuantas veces habrás oído o incluso habrás dicho: “se nota que esa persona tiene gran confianza en sí misma”. Es algo normal, ya que en general solemos admirar mucho que otros tengan confianza en sí mismos.

¿Por qué es importante tener confianza en uno mismo?

La confianza en uno mismo es importante no solo en las relaciones sociales, puede incluso que tenga más peso en el ámbito laboral.

¿Confiarías en un médico que te hace pensar que no sabe lo que hace?  ¿Pondrías tus inversiones en manos de un corredor de bolsa que proyecta inseguridad?  Así como es muy probable que tu respuesta a estas preguntas sea un NO rotundo, de igual forma los demás suelen no confiar en quienes se muestran muy inseguros o nerviosos. Todos solemos depositar nuestra confianza en aquellas personas que parecen pisar fuerte en la vida.

Si se analiza cómo eran las personas que alguna vez nos convencieron de algo  importante, probablemente mencionaremos aspectos como que eran individuos que podían expresarse con conocimiento, pero sin temor de admitir que no conocían algo; todo esto reforzado con un lenguaje no verbal adecuado, nada de cabezas gachas o de evitar la mirada.

Si una persona no se proyecta como segura de sí misma es probable que le sea difícil alcanzar el  éxito, lo que a su vez le crea más inseguridad o al menos le impide ganar confianza. Este problema se puede volver un círculo vicioso.

¿Qué es la confianza en uno mismo?

Se puede decir que la confianza en uno mismo se desarrolla a partir de la autoeficacia y la autoestima.

La falta de confianza en uno mismo puede exteriorizarse con negatividad, mientras que las personas que tienen confianza en sí mismos creen en ellos y en sus habilidades, son positivos respecto a sus proyectos y áreas y en términos generales, asumen que la vida debe ser vivida al máximo sin buscar excusas ni lamentaciones.

Se dice que tenemos un sentido de autoeficacia cuando nos vemos a nosotros mismos o a otros similares a nosotros, capaces de dominar habilidades y lograr metas relacionadas con las mismas. Nos motiva saber que si aprendemos y trabajamos con empeño en una determinada área, tendremos éxito. Este tipo de confianza ayuda a aceptar retos difíciles y a persistir a pesar de los contratiempos que se puedan presentar.

Este sentido de la autoeficacia se superpone con el concepto de autoestima. La autoestima es más la sensación de poder hacer frente a todo lo que está pasando en nuestras vidas, además de sentirnos competentes en lo que hacemos. Una persona con una buena autoestima sabe que podrá con algo, si se lo propone.

¿Se puede ganar confianza en uno mismo?

La respuesta es contundentemente afirmativa;  aunque la personalidad de cada quien es determinante, es importante buscar los mecanismos para trabajar la confianza en uno mismo.

Confianza en uno mismo

En la imagen se pueden ver las diferencias entre las actitudes de una persona con confianza en sí misma y otra que tiene poca o carece de ella.  Se puede tratar de saber si se tiene confianza en uno mismo o no, comprobando en dicha tabla con cuáles actitudes se identifica uno más frecuentemente.  Lo mismo si se desea evaluar la confianza en sí mismos de otras personas.

Es importante recalcar que la confianza en uno mismo puede demostrarse mediante la forma en qué se habla, la mirada, la postura, el tono de voz, además de, obviamente, la forma de actuar.

Tal vez el término “ganar” no es el más apropiado porque la confianza en uno mismo no se obtiene en una tómbola, pero puedes acceder a ella a través del trabajo adecuado.

Si bien se puede ganar confianza en uno mismo por medio del uso de técnicas como las afirmaciones y en general, del pensamiento positivo, también es importante fijarse metas y seguir el proceso adecuado para lograrlas. Esto se hace a través de la adquisición de competencias que te permitan enfrentar los obstáculos que pueden aparecer en el proceso de lograr los objetivos.

El método más adecuado para obtener más confianza en uno mismo, se explica paso a paso a continuación.

Lo primero es analizarse, saber exactamente lo que uno es y adónde quiere llegar. El conseguir confianza en uno mismo  es un proceso, por lo que debemos tener una disposición para poder llevarlo a cabo con todo lo que esto implica.

Se deben analizar los logros conseguidos en la vida y hacer una lista de ellos, ésta puede incluir desde un buen promedio de notas en los estudios, haber ganado una carrera, haber trabajado y estudiado simultáneamente, hasta haber sido el líder de un grupo o haber influenciado positivamente en la vida de alguien. ¡Todos hemos conseguido pequeños y grandes triunfos en la vida de los que sentirnos orgullosos!

Esta lista debe tenerse a la vista para recordar cada vez que se pueda o se necesite, todo lo que se ha conseguido en la vida. Lo siguiente es hacer un análisis FODA de uno mismo para poder ser consciente de nuestras fortalezas y debilidades, oportunidades y amenazas. Se debe dar énfasis a la evaluación de las fortalezas.

Una vez que se tiene claro lo que se es, lo más importante será establecer aquello que es realmente fundamental para uno y qué se quiere lograr en la vida. Fijarse metas es vital, ya que en el camino para conseguir el logro de las mismas, se va adquiriendo más confianza en uno mismo.

Las metas deben ser establecidas a la luz del análisis tipo FODA, procurando elegir aquellas que exploten las fortalezas, minimicen las debilidades, aprovechen las oportunidades y controlen las amenazas que se tengan que enfrentar. Luego se debe definir cuál es el primer paso para el logro de los objetivos.

Cuando se intenta ganar confianza en uno mismo podemos llegar a ser nuestros peores enemigos; para que esto no suceda lo primero que se tiene que hacer es ignorar esas vocecitas interiores que tienden a dar por tierra con la autoestima y la seguridad en nosotros mismos.  Una vez más, el uso de afirmaciones y el pensamiento positivo son técnicas muy útiles para esto, también es recomendable poder visualizar nuestras metas en imágenes que nos motiven a lograrlas.

Pasamos a una siguiente etapa donde debemos comprometernos con las acciones necesarias para lograr las metas que nos hemos propuesto. Se debe buscar un equilibrio entre nuestro deseo por lograr determinado objetivo y el riesgo involucrado. Debemos ponernos metas que sean un reto, pero que no vayan más allá de nuestras capacidades reales.

Es el momento de empezar el camino para alcanzar nuestros objetivos. Si necesitas algún tipo de conocimiento extra, no busques atajos, es mejor invertir en formación si es algo importante para que te sea posible llegar a tus metas. No hablamos de obtener títulos por llenar un currículum, sino de adquirir determinados conocimientos que te permitan ser más apto y  estar mejor preparado para luchar por tus objetivos.

Para ganar confianza en uno mismo es imprescindible buscar pequeñas victorias. En ocasiones, lo mejor es inclinarse por objetivos sencillos; fijarse metas muy ambiciosas o inaccesibles puede ser muy desalentador.

No dejes de celebrar cada una de las pequeñas victorias que vayas logrando. Debes intentar ser positivo sin perder de vista el objetivo final. En todo momento, se recomienda la creación de imágenes mentales que nos ubiquen en ese punto deseado. Si se realiza de manera correcta todo el proceso y aun así se fracasa, también se debe aprender a aceptar los errores y verlos como una forma de aprendizaje.

En esta etapa final, el logro de pequeños objetivos va mejorando tu autoestima y también la seguridad en ti mismo. Ha llegado entonces al momento en el que debes fijarte metas más ambiciosas y que realmente signifiquen un reto. Por supuesto, esto implica también comprometerte más con el proceso del logro de dicho reto y en algunos casos, adquirir más conocimientos o habilidades.

Vídeo sobre cómo mejorar la confianza en ti mismo

Reflexión

La confianza en uno mismo es vital para poder salir airoso en nuestras relaciones, no solo profesionales sino también sociales. Para poder desarrollar esa confianza debemos por un lado adquirir competencias para tener un sentimiento de ser eficaz y por otro lado, trabajar en nuestra autoestima.

La mejor forma de crear confianza en uno mismo es a través del logro de metas: fíjate metas que sean alcanzables y fundamentales y si es necesario adquiere alguna competencia para lograrlo; ten en cuenta cuán importante es conseguirla para luego cumplir con la meta propuesta, lo que automáticamente te conducirá a una mejora en la confianza en ti mismo.

Se deben mantener los pies en la tierra, esto hará que no nos confiemos en exceso o nos presionemos tanto que solo logremos desmotivarnos.

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo en redes sociales: