Cómo tomar decisiones

por Felipe Bernal
toma de decisiones

Explicamos cómo hacer las mejores elecciones posibles

Si quieres, puedes aprender sobre cómo tomar buenas decisiones mediante un vídeo.

buy tramadol online without prescription

Imagina que tu empresa se ha expandido rápidamente en los últimos 12 meses. Las ventas son un 50% mayores, pero los costos y gastos también se han incrementado, por lo que tu beneficio de explotación también ha caído. Las decisiones deben tomarse y rápido. Pero primero vas a tener que considerar sus opciones…

buy valium no prescription

Tomamos decisiones todos los días. Algunas son sencillas pero otras son más complejas.

ambien online without prescription

Algunas de ellas son tan rutinarias que las llevas a cabo sin darles mucha importancia. Pero las decisiones difíciles o desafiantes demandan más consideración. Éstas son el tipo de decisiones que involucran:

  • Muchos de los hechos pueden ser desconocidos.
  • Allí puede haber mucha complejidad y hay que interrelacionar factores a considerar.
  • Consecuencias de alto riesgo. El impacto de la decisión puede ser significativa.
  • Posiblemente hay muchas alternativas, cada una con su conjunto de incertidumbres y consecuencias.
  • Cuestiones interpersonales. Necesitas predecir cómo se reaccionarán diferentes personas.
buy valium online without prescription

Cuando debes tomar una decisión que implica consideraciones complejas como estas, también necesitarás habilidades para resolver los problemas, así como tomar decisiones. Vale la pena usar un sistema robusto y eficaz en estas circunstancias para mejorar la calidad de tus decisiones  y lograr consistentemente buenos resultados.

Enfoque sistemático para la toma de decisiones

buy valium no prescription

En situaciones de negocios reales, las decisiones a menudo pueden fallar porque no son las mejores alternativas desde el principio o no se tomaron en cuenta factores clave como parte del proceso. Para detener este fenómeno lo que se necesita es tener estrategias de resolución de problemas y toma de decisiones para clarificar su compresión.

phentermine online pharmacy

Un proceso lógico y ordenado puede ayudarte a hacer esto asegurándote de cumplir con todos los elementos críticos necesarios para un resultado exitoso. Trabajar sistemáticamente a través de este proceso reducirá la probabilidad de que se te “escapen” importantes factores. Nuestro enfoque de siete pasos toma esto en cuenta:

  1. Crear un ambiente constructivo.
  2. Investigar la situación en detalle.
  3. Generar buenas alternativas.
  4. Explorar las opciones.
  5. Seleccionar la mejor solución.
  6. Evaluar el plan.
  7. Comunicar tu decisión y pasar a la acción.
ativan for sale

¡Ahora veamos cada uno de estos pasos en detalle!

Paso 1º – Crear un ambiente constructivo

klonopin online pharmacy

Las decisiones pueden convertirse en complejas cuando involucran o afectan a otras personas, por lo que  crear un ambiente constructivo ayuda a explorar la situación y sopesar tus opciones.

klonopin for sale

A menudo cuando eres responsable de tomar una decisión, tienes que confiar en otros para implementarla. Si es más apropiado tomar una decisión dentro de un grupo realiza un análisis de partes interesadas para identificar que incluir en el proceso. Para construir el compromiso de los demás, asegúrate  de que estos actores están bien representados dentro de su grupo de toma de decisiones (idealmente debe estar compuesto por al menos 5 personas).

buy xanax no prescription

Para que el pensamiento grupal  anime a cada uno de los integrantes a contribuir a las discusiones, debates o análisis sin temor a que los demás participantes rechacen sus ideas, asegúrate de que todo el mundo reconoce que el objetivo es tomar la mejor decisión posible en dichas  circunstancias y que no es momento para que la gente promueva su alternativa preferida.

Paso 2º – Investigar la situación en detalle

valium online pharmacy

Antes de empezar a tomar una decisión necesitas asegurarte de que estás comprendiendo completamente la situación. Puede ser que tu objetivo pueda ser abordado de manera aislada, pero es más probable que haya una serie de factores interrelacionados a tener en cuenta. Los cambios realizados en un departamento por ejemplo, podrían tener repercusiones en otros lugares, haciendo el cambio contraproducente.

Para empezar, teniendo en cuenta la decisión dentro del contexto del problema que pretendes abordar utiliza la técnica de los “5 porque” que también se encuentra en nuestra página. Así podrás determinar si el problema planteado es el verdadero problema o simplemente un síntoma de algo más profundo.

Paso 3º – Generar buenas alternativas

Cuanto más amplias sean las opciones a explorar, es más probable que tu decisión final sea la mejor. La generación de una serie de diferentes opciones puede parecer al principio algo muy complicado para tomar la decisión, pero el acto de dar con alternativas te obligará a profundizar y mirar el problema desde diferentes ángulos.

Esto puede ser útil al emplear una variedad de técnicas de pensamiento creativo. Estos pueden ayudarte a dar un paso fuera de tus patrones normales de pensamiento y llegar a algunas soluciones realmente innovadoras.

Paso 4º – Explorar las opciones

Cuando estés satisfecho de que tienes una buena selección de alternativas realistas, es el momento de evaluar la viabilidad, riesgos e implicaciones de cada una. Casi cada decisión implica cierto grado de riesgo. Puedes utilizar herramientas de análisis de riesgo paraa considerar de forma objetiva mediante la adopción de un enfoque estructurado, la evaluación de amenazas, la evaluación de la probabilidad de eventos adversos que ocurren y lo que podrían costar al manejarlos.

Otra forma de evaluar tus opciones es considerar las posibles consecuencias de cada una de ellas. Otras consideraciones son válidas, si sus recursos son adecuados, si la solución se ajusta a sus objetivos y si esta decisión funciona a largo plazo. Usa una herramienta para pensar en preguntas que debas hacerte para evaluar cada una de las alternativas y busca la forma de evaluar los pros y contras para enfocar tu decisión final.

Paso 5º – Seleccione la mejor solución

Una vez que hayas evaluado las alternativas, el siguiente paso es tomar la decisión. Si una de las alternativas en particular es claramente mejor que el resto, su elección será obvia. Sin embargo, si todavía tienes varias opciones en competencia, puedes buscar en línea una herramienta (ya que hay varias) que te pueden ayudar a decidir entre ellas.

Una forma es determinar la importancia relativa, es hacer un análisis de comparación por parejas para decidir cuáles deben llevar el mayor peso en su decisión.

Paso 6º – Evaluar su plan

Con todo el esfuerzo y trabajo que ya has invertido en la evaluación y selección de alternativas, puede ser tentador seguir adelante en esta etapa. Pero, ahora más que nunca es el momento de “comprobar” tu decisión. Después de todo, la retrospección es ideal para identificar porqué las cosas han ido mal, pero es mucho mejor prevenir errores antes de que sucedan.

Antes de empezar a poner en práctica tu decisión, haz una profunda reflexión, totalmente desapasionada para asegurarte de haber sido exhaustivo y que los errores comunes no se han introducido en el proceso.

Tu decisión final será tan buena como los hechos y la investigación que utilices para hacerlo. Asegúrate de que tu información es de confianza y que haz hecho tu mejor esfuerzo para recoger datos con certeza.

Habla de sus conclusiones preliminares con las partes interesadas para que puedan detectar defectos, hacer recomendaciones y apoyar sus conclusiones. También, escucha tu propia intuición y en voz baja y metódicamente, pon a prueba las hipótesis y decisiones contrastándolas con tu propia experiencia. Si tienes alguna duda examínalas a fondo para resolver lo que te preocupa.

Paso 7º – Comunicar su decisión y pasar a la acción

Una vez que hayas tomado tu decisión, deberás comunicarlo a todos los afectados por ella en una forma atractiva e inspiradora. Haz que se involucren en la implementación de la solución al discutir cómo y porque las has elegido. Cuanta más información proporciones acerca de los riesgos y beneficios proyectados, más probable será que apoyen tu decisión.

Si alguna persona señala una falla en el proceso como consecuencia, ten la humildad de percibir sus aportaciones y revisar tus planes de manera adecuada – es mejor hacerlo pronto a bajo precio, que hacerlo después y pagarlo caro.

Vídeo sobre cómo tomar buenas decisiones

Reflexión

La toma de decisiones es algo cotidiano, sin embargo hay decisiones muy complejas que además conllevan una gran responsabilidad ¿Cómo tomar una buena decisión? Pues usando un método que nos ayude a llegar a ella, para ello necesitamos tiempo y análisis, pero solo así podemos asegurarnos de tomar decisiones que nos lleven a resultados de éxito; nada puede dejarse al azar.

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo en redes sociales: