Brainstorming

por Adriana Ugalde
Brainstorming

Excelente técnica para promover el pensamiento creativo

Si quieres, puedes aprender sobre la herramienta de brainstorming mediante un vídeo.

¿Qué es el brainstorming?

La tormenta de ideas, también conocidas por su nombre en inglés “Brainstorming”, es una de las técnicas más efectivas para el desarrollo creativo de ideas y/o soluciones para algún problema.

Tuvo su origen allá por los años 50, cuando un alto ejecutivo del sector de la publicidad publicó las bases del Brainstorming en su libro “Imaginación aplicada”. Desde entonces, la técnica al igual que los entornos de trabajo, la forma de comercializar y las relaciones con los clientes ha evolucionado.

Beneficios del Brainstorming

Las tormentas de ideas son beneficiosas para la búsqueda de soluciones ya que al tratarse de una técnica  que se desarrolla en un ambiente distendido, se estimula la participación de todos de una forma abierta.  La experiencia de cada participante entra en juego, enriqueciendo las ideas que emerjan del proceso.

Además, si tus empleados participan en una sesión de Brainstorming para buscar la solución a determinado problema  o para el desarrollo de planes, es más probable que se sientan comprometidos con la idea final.

Por último, como se trata de una técnica que puede ser muy divertida, favorece el ambiente laboral, al estrechar los lazos entre los participantes.

Características del Brainstorming

Se trata de una técnica con un enfoque informal que se basa en el uso del pensamiento lateral.  Consiste en que las personas expresen todos los pensamientos e ideas que tengan, en torno a determinado asunto.

Algunas de estas ideas, inicialmente pueden parecer descabelladas o inútiles,  pero una vez elaboradas pueden llegar a ser soluciones muy creativas a problemas de todo tipo.  Aún en el caso de aquellas ideas que no deriven en una solución, si se trabajan adecuadamente, pueden generar nuevas ideas más efectivas.

El poder expresarse con libertad, sin ser enjuiciado, hace que las personas aprendan a pensar de una forma diferente, con una mentalidad más abierta.

En el caso del Brainstorming  grupal, en esta primera etapa de generación de ideas es indispensable que ninguna de las personas que esté participando critique o apoye directamente una idea.  Normalmente, cuando existe un problema, ya sea consciente o inconscientemente, limitamos las posibles soluciones que puede tener. La tormenta de ideas ayuda a romper esos límites que muchas veces no tienen ninguna base real.

Por eso, mientras estáis realizando una tormenta de ideas se debe evitar ir evaluando cada una de las ideas, ya habrá tiempo para eso. Expresar nuestras objeciones a cada idea o favorecer directamente alguna, solo puede causar que se detenga el flujo de nuevas ideas o que se coarte la creatividad para evitar el juicio.

Tipos de Brainstorming

Aunque suele asociarse más el término “tormenta de ideas” a su aplicación en grupos, también puede ser una técnica muy efectiva a nivel individual. De hecho, algunos estudios muestran que el Brainstorming individual produce en general, más y mejores ideas que las tormentas de ideas grupales, porque no te da miedo la opinión de los demás y porque no ves interrumpido tu proceso creativo con las aportaciones de los otros.

Para que el Brainstorming grupal sea efectivo se debe mantener centrada la atención en la generación de ideas, con el fin de no caer en una guerra de egos o en una pérdida de enfoque. El mayor error de las tormentas de ideas grupales es que si no se sigue la técnica como se debe, este hecho da lugar a una falta de foco poco productiva.

Por otro lado, si bien el Brainstorming individual te permite tener ideas que probablemente no dirías en una sesión de grupo, también es cierto que estando solo puede resultarte más complicado desarrollar las ideas.

En términos generales, podemos decir que es más efectivo el Brainstorming individual cuando se trata de resolver un problema sencillo, generar una lista de ideas o bien tratar un asunto no muy específico. Sin embargo, si estamos hablando de problemas complejos, lo mejor es el Brainstorming grupal, donde lo recomendable es que los participantes, entre 5 y 7, sean de diferentes disciplinas para que así sea más fácil aprovechar su experiencia.

Pasos de una sesión de brainstorming

  1. Ambiente: la tormenta de ideas debe hacerse en un ambiente confortable, que invite a la relajación pero que esté bien iluminado y donde tengas todas las herramientas y suministros que vayas a necesitar, por ejemplo, pizarra, rotuladores, proyector, etc.
  2. Participantes: elige cuidadosamente a los participantes de la sesión; no se trata de juntar un grupo de gente que tenga un pensamiento homogéneo. Entre más diverso sea el grupo, mayor puede ser el potencial del mismo en cuanto a la generación de ideas.
  3. Roles: elige a una persona para que se encargue de anotar todo lo que surja en dicha sesión, preferentemente que no sea participante o encargado del grupo.
  4. Confraternidad: si los participantes no se conocen o no están acostumbrados a trabajar juntos se debe preparar alguna dinámica para romper el hielo.
  5. Presenta el problema: es importante definir muy bien el problema a resolver, así como establecer cualquier criterio que se considere indispensable. Debes recordar a los participantes que el fin de la sesión es generar la mayor cantidad de ideas/soluciones posible.
  6. Tiempos: deja a los participantes un plazo de tiempo para que escriban las ideas. Una vez que lo hayan hecho, pídeles que las compartan con los otros miembros del grupo. Es recomendable que todos aporten.
  7. Discusión: nota que no decimos “criticar” las ideas o “evaluar”, no nos interesa decir si son buenas o malas ideas, sino simplemente aportar algo para desarrollar esa idea. De esta discusión pueden surgir nuevas ideas o evolucionar algunas de las que se plantearon originalmente.
  8. Mantén el control del grupo: no dejes que se desvíen del tema, ni que dejen de ser constructivos. Enfoca la conversación de forma  que se trate un aspecto a la vez y procurando que todos participen. Si están allí es para aportar.
  9. Estimula la creatividad: básicamente motivando y felicitando la generación de ideas. Existen dinámicas para ejercer este tipo de estimulación.

¿Cuándo se evalúan las ideas?

El momento de evaluar las ideas, sus pros y sus contras, eliminar aquellas que no son viables o eficientes y escoger una solución, es al final de la tormenta de ideas.

Se pueden utilizar técnicas como los Diagramas de Afinidad o el método de los Seis Sombreros para ir discriminando hasta llegar a una decisión final.

En resumen, probablemente habrás utilizado esta técnica alguna vez en tu vida, lo verdaderamente importante es ejecutarla de forma correcta para que resulte una herramienta provechosa en la resolución de problemas.

Vídeo sobre brainstorming

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo en redes sociales: