Análisis coste-beneficio

por Carlos Del Castillo
Análisis costo-beneficio

Busca la rentabilidad en tus proyectos

Las inversiones son un tema capaz de causarle dolores de cabeza a cualquiera y esto no es nada raro, debido a que el dinero es un bien muy atesorado y sobreprotegido, no obstante, si deseas conseguir más de este preciado bien, deberás invertir, porque de otra manera será imposible incrementar tu capacidad monetaria. En este artículo mencionaremos puntos esenciales para invertir apropiadamente en un proyecto.

buy tramadol online without prescription

Imagínate como escenario el de una panadería. Este establecimiento en concreto posee una buena cantidad de hornos pero no cuenta con suficientes empleados, por lo que es imposible utilizar todos los hornos disponibles. El panadero en jefe sabe muy bien que invertir en la contratación de empleados no entra dentro del presupuesto planificado, sin embargo, también considera que el beneficio obtenido por activar los hornos que están siendo ignorados, es enorme. Eventualmente, el panadero en jefe podría aumentar sus ganancias, ya que el beneficio de producir más productos, en este caso es mayor al costo mensual de contratación.

buy valium no prescription

Sea cual sea la decisión que tomes sobre un proyecto, es importante que te asegures de la relación entre los costos y beneficios. No querrás incurrir en pérdidas, ni tampoco percibir pequeñas ganancias con respecto al esfuerzo, ya que también el tiempo invertido es un factor primordial a tomar en consideración.

¿Qué es el beneficio?

ambien online without prescription

Antes de seguir es necesario que entiendas qué es exactamente el beneficio, ya que no es lo mismo que un ingreso. Si por ejemplo decides vender tu calculadora en 40€, entonces tu ingreso será de 40€, pero ese no será tu beneficio. Cabe mencionar que en un principio tú también pagaste por esa calculadora para obtenerla en primer lugar, así que invertiste en una tienda 30€. Tu beneficio sería la diferencia entre el ingreso y el costo, así que para el ejemplo propuesto, en realidad tienes un beneficio de 10€ por vender tu calculadora en 40€. Si te la comprasen en 50€, entonces el beneficio sería de 20€.

Nota: Beneficio = ingreso – costo

El porcentaje del beneficio sobre el costo

buy valium online without prescription

Una herramienta muy útil para calcular la rentabilidad de tu proyecto es la de dividir el beneficio entre el costo. Esta herramienta es llamada el porcentaje del beneficio sobre el costo y es extremadamente útil para calcular las expectativas de un proyecto.

buy valium no prescription

Posiciónate como dueño de una heladería. Cada helado de fresa te cuesta 10€ de coste neto de producción y lo vendes en 15€ la unidad. Obviamente, si calculas el beneficio del la venta te quedarías con 5€. Ya con este dato es posible interpretar que vas por buen camino, ¿pero exactamente cuánto te beneficias? Para saber la respuesta deberás dividir el beneficio: 5€ de ganancia, entre el costo 10€. Si ya lo has hecho, entonces sabrás que tu margen de beneficios fue del 50% con respecto a los costos. En otras palabras, has sacado un provecho bastante alto con respecto a lo que has invertido por elaborar un helado de fresa, lo cual hace que tu negocio sea rentable.

¿Cómo aplicar un análisis de coste-beneficio?

phentermine online pharmacy

Ya hemos explicado en los apartados anteriores lo básico, ahora quisiéramos mostrarte una útil serie de pasos para aplicar un análisis apropiado con el fin de medir la rentabilidad de cualquier proyecto que decidas escoger.

ativan for sale

Paso 1 – La tormenta de ideas

klonopin online pharmacy

Es conveniente que reúnas a tu equipo de trabajo para empezar a crear ideas relacionadas a los costos que compromete empezar un nuevo proyecto y también, los beneficios esperados tras la finalización de las metas. Para este paso es especialmente importante que consideres que pueden haber costos y beneficios ocultos que no han sido considerados, así que presta atención a los detalles y no descartes ninguna idea.

klonopin for sale

Paso 2 – Asigna valor monetario a los costos

buy xanax no prescription

Con la tormenta de ideas tienes una lista sobre todos los costos que estarán presentes en tu proyecto. Ahora necesitarás representar un valor monetario a cada uno de los puntos anotados.

valium online pharmacy

Primero debes empezar a calcular los costos, ya que no puedes saber el beneficio sin esto. Recuerda, el beneficio es la diferencia entre los ingresos y los costos

Para calcular los costos debes tomar en cuenta muchos factores como: la mano de obra, los materiales, la medición, los métodos de trabajo, la maquinaria y el medio ambiente.

También es importante mencionar que hay costos que empiezan a existir luego de la finalización de un proyecto. Si por ejemplo se trata de invertir en una maquinaría, descubrirás que empezarán a formarse costos como el mantenimiento o la depreciación.

Paso 3 – Asigna valor monetario a los beneficios

Si estás asociado con la ley de la oferta y la demanda sabrás que debes ser cuidadoso con los precios. Puede que cubras mejor los costos con precios elevados, pero de nada sirve si no eres capaz de vender tus productos. Necesitas mantener un equilibrio entre el beneficio esperado y la cantidad que está dispuesto el cliente a pagar.

poker-570705_640Los beneficios no sólo están asociados a las retribuciones monetarias. Por ejemplo en el mundo del marketing puedes invertir dinero y no ver ganancias en el corto plazo. Presta atención a las oportunidades, ya que son también una clase de beneficio. Considerando esto, los beneficios también pueden ser percibidos cuando existe seguridad laboral y buen desempeño.

Paso 4 – Compara costos con beneficios

Ya está familiarizado con este paso, porque para comparar ambos factores has debido aplicar lo que aprendiste sobre el porcentaje del beneficio sobre el costo, justo como en el ejemplo del heladero. Igualmente, si no te ha quedado del todo claro, agregaremos otro ejemplo donde verás aplicados todos los pasos.

Un ejemplo práctico del análisis coste-beneficio

Ricardo es el director de una compañía que produce bebidas refrescantes. La estructura de costos anuales se presenta de la siguiente manera:

  • Mano de obra: 70.000 €
  • Maquinarias: 50.000 €
  • Materia prima: 30.000 €
  • Entrenamiento: 20.000 €
  • Insumos: 7.000 €
  • Servicios: 3.000 €
Nota: sumando todos los costos obtendrás un costo total de: 180.000 €

La demanda anual de bebidas refrescantes es de 40.000 unidades. Lo cual genera un ingreso de 250.000 € y por tanto un beneficio de 68.000 €. Ricardo ha planificado una estrategia con el gerente y decide invertir en nueva maquinaria, lo cual incrementará esos costos en 20.000 €. Afortunadamente, los costos de la mano de obra disminuirán en un 60%. Además, será necesario aumentar en un 30% el presupuesto dirigido al entrenamiento de los trabajadores, ya que las nuevas máquinas necesitarán de empleados capacitados. ¿Crees que es rentable invertir en nueva maquinaria?

La siguiente tabla hace una comparación de costos:

Dibujo

 

Esta es la nueva estructura de costos. Como podrás ver, los costos totales han disminuido de 180.000 € a 162.000 €. Si consideramos que la demanda es la misma, entonces el ingreso sigue siendo de 250.000 €, pero esta vez con un beneficio de 88.000 €.

Ahora Ricardo desea evaluar su rentabilidad con el uso del porcentaje del beneficio sobre el costo. Vea la siguiente tabla para saber cómo lo hizo:

– Beneficio anterior 68.000€ Beneficio/costo 68.000€/180.000€ 38%
– Nuevo beneficio 88.000€ Beneficio/costo 88.000€/162.000€ 54%

 

Respondiendo a la pregunta de arriba, nos queda en claro que invertir en nuevas maquinarias es totalmente rentable.

Nota: El beneficio es un valor que define la cantidad de efectivo neto que recibes. Por otro lado, con la rentabilidad eres capaz de saber qué tan eficiente estás siendo. En los ejemplos anteriores habrás podido verlo expresado en porcentajes.

Una última reflexión

El análisis coste-beneficio es primordial para la selección de proyectos, sobre todo cuando no estás seguro de si la inversión será rentable en un período de tiempo determinado.

Dependiendo del país, el beneficio también recibe el nombre de utilidad o ganancia. No confundir ninguno de estos términos con el ingreso, ya que en este último no se incluyen los costos.

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo en redes sociales: